AgroSevilla
UN DÍA EN LA COOPERATIVA OLIVARERA DE CASARICHE

UN DÍA EN LA COOPERATIVA OLIVARERA DE CASARICHE

24/05/2017

Una de las grandes señas de identidad de Agro Sevilla es su carácter cooperativista y su ligazón con el tejido socioeconómico andaluz, su compromiso con el entorno rural. Nuestra estructura la integran once cooperativas olivareras ubicadas en el corazón de Andalucía, repartidas concretamente entre las provincias de Sevilla y Málaga. Hoy visitamos la Cooperativa de Casariche, cuya planta recoge las aceitunas de más de 570 socios

Fue en 1994 cuando se creó esta cooperativa, fruto de la fusión de la Cooperativa de Aderezo Los Lirios y la Cooperativa Santiago Apóstol de Casariche. Desde entonces a esta parte, la cooperativa ha ido creciendo en relevancia, hasta superar hoy en día las 2.650 hectáreas de cultivo, principalmente destinadas a la variedad de aceituna mayoritaria en la zona, la hojiblanca, y hasta llegar a cifras netas de negocio anual que rondan los 7 millones de euros. 

Con estos datos, la Cooperativa de Casariche demuestra contribuir de manera muy valiosa a la economía del municipio y a otros circundantes. Más de 20 años construyendo bienestar conjuntamente con los agricultores asociados.

Tecnificación y sostenibilidad

Las instalaciones de la Cooperativa de Casariche también han ido creciendo en este tiempo. Un patio de recepción automatizado permite la entrada de aceituna de forma controlada. De ahí la aceituna pasa a la almazara o a su sección de aderezo, según sea su destino. Tanto la automatización de la recogida como los sistemas aplicados al aderezo y la almazara aseguran la trazabilidad del producto. Como ejemplo de esta progresiva tecnificación, cabe destacar que la cadena de aderezo incorpora sistemas de visión artificial que clasifican la aceituna.

Vemos cómo el liderazgo mundial de Agro Sevilla en la producción de aceituna de mesa nace desde el origen, en sus cooperativas, radica en su capital humano, los agricultores. Apuesta por el mundo olivarero que es además sostenible en términos medioambientales, económicos y sociales. La Cooperativa de Casariche genera en sus instalaciones empleos directos, pero aún es más relevante la creación de empleos indirectos como vertebrador de buena parte de la actividad agrícola de la zona. En un mercado cada vez más global, ayudar a mantener de manera justa un determinado modo de vida rural y a la vez ser líderes es la gran riqueza de Agro Sevilla y sus cooperativas.